Agradecimientos

Al pensar en agradecer se me ocurre que este debería ser el mayor contenido del libro porque me vienen a la memoria un gran número de personas que me han estimulado a ir de prisa y en muchos proyectos lo hemos conseguido gracias a su ayuda.

El entorno del IESE ha sido mi gran apoyo y mi continuo estímulo al facilitar proyectos tan innovadores como crear un fondo de capital riesgo en la escuela, Finaves, para facilitar la iniciativa emprendedora de los exalumnos de la escuela. De allí podría mencionar a profesores como Lorenzo Dionis y Miguel Ángel Gallo, quienes me incorporaron al IESE, y, a mi regreso del programa doctoral en la Escuela de Negocios Harvard, Juan Antonio Pérez López, Fernando Pereira, Carlos Cavallé y Jordi Canals.

En Harvard siempre tuve una excelente relación y organicé muchos proyectos y programas. Fueron un gran apoyo Richard Dooley, Robert Stobaugh, Wickham Skinner y, más recientemente, Krishna Palepu y el decano Nitin Nohria. Me ayudaron mucho en los proyectos en los que participé con colegas del IESE y con profesores emprendedores de otros países y en el lanzamiento de varias escuelas en Latinoamérica, Portugal, Europa del Este y, finalmente, en China.

El proyecto de China, la China Europe International Business School, fue un proyecto que interesó a la European Foundation for Management Development (EFMD), a la Unión Europea y al Gobierno de China. El apoyo de Jan Borgonjon, que luego lanzaría su empresa de consultoría InterChina, fue fundamental, igual que el apoyo de los primeros nombramientos por parte del Gobierno de Shanghái, el codecano Zhang Guohua y, sobre todo, el codecano Zhang Weijiong, todavía en su cargo, y de decanos chinos y europeos como Li Jiahao, Zhu Xiaoming, Rolf Cremer, Hellmut Schütte, Alfredo Pastor y John Quelch y la gran ayuda en los primeros tiempos del embajador de España en China, Eugenio Bregolat, y del profesor Jaume Ribera, y seguramente me dejo a muchos más.

En el sector de las empresas empecé a aprender lo que es ser un gran emprendedor al colaborar con los hermanos Francisco y José María Rubiralta en el lanzamiento de sus empresas CELSA e Izasa. Luego he podido vivir muy de cerca la iniciativa emprendedora de muchos empresarios como José Felipe Bertrán, los hermanos Pont, de Borges, o Pere Botet, de Caprabo, y después de muchos proyectos emprendedores surgidos del IESE: Félix Revuelta, de Naturhouse; Helmut Schaeidt, de Morchem; Marc Puig, de Puig; Tomás Pascual, de Pascual; Luis Hernández, de Renta Corporación; Marc Subirats y Carlos Nueno, de Advance Medical; Eric Li, de Chengwei Ventures; Yang Lan, de Sun Media, y muchos más.

En los últimos años he contado con el apoyo de la directora del Departamento de Iniciativa Emprendedora del IESE, la profesora Julia Prats, y, sobre todo, de Denise Clerc, que me ha apoyado en todo mi trabajo, docencia e investigación, en la respuesta a infinidad de contactos de exalumnos que han emprendido o van a emprender y con las relaciones con la Escuela de Negocios Harvard y con CEIBS, en China, así como con las empresas con las que tengo responsabilidades profesionales.

Anexo.
Posible índice del business plan

1. Resumen ejecutivo.

2. El concepto del negocio.

2.1. Bien o servicio que se va a producir y vender.

2.2. Enfoque específico para producir y vender.

2.3. Factores fundamentales de diferenciación.

3. La nueva empresa en su sector.

4. El producto o servicio y su posible potenciación con productos o servicios relacionados.

5. Tecnología.

5.1. Plan de I+D: aspectos tecnológicos que se desarrollarán y análisis de la evolución tecnológica.

5.2. Personal de I+D, motivación y retención.

5.3. Principales contingencias tecnológicas y su cobertura.

6. El mercado y la competencia.

7. Plan comercial.

8. Plan de producción.

8.1. Compras frente a producción, proveedores.

8.2. Subcontratados.

9. Personal: plan de incorporación de personas, perfiles, motivación y retención.

10. Aspectos económicos: previsión de flujo de caja (cash flow) y rentabilidad.

11. Financiación: necesidades financieras de la nueva empresa.

11.1. Fuentes de fondos para financiar: capital, deuda.

11.2. Accionistas y sus derechos y obligaciones.

12. Gestión de la empresa: responsables de cada actividad y medios de control, papel de los emprendedores.

13. Plan detallado de lanzamiento de la empresa, contingencias principales y su cobertura.

1. Adquiriendo velocidad

He seguido a una serie de empresas con las que tengo buena relación y algunas han aceptado muy bien mi consejo de adquirir velocidad.

Cada día el mundo empresarial requiere ir más deprisa, y esto exige innovación, globalización, personal capaz y motivado, recursos financieros y muchas cosas más. Si pensamos en lo que ha pasado en el sector del automóvil en los últimos diez años, observamos la aparición de los híbridos y los eléctricos, el crecimiento del mercado de China, la conexión del coche a su entorno con las tecnologías de la información y nuevos materiales. Siempre ha sido un sector pionero en introducir tecnologías y modelos de gestión (recordemos el just-in-time de la década de 1980), pero, sin duda, entre el 2010 y el 2020 hubo más cambios que entre el 2000 y el 2010, cosa que podemos interpretar como un incremento de velocidad.

Sin duda, la aparición del coronavirus en el 2020 tendrá un impacto en el sector farmacéutico y en el de suministros médicos durante los años siguientes. Pero la necesidad de evitar contagios que ha llevado en todo el mundo a que las personas permaneciesen en sus casas ha estimulado la digitalización de la vida: más formación online en colegios, universidades y escuelas; más teletrabajo, en el que hemos hecho desde casa muchas gestiones, pero incluso también reuniones de trabajo; más telemedicina; el paso a online de eventos internacionales previstos para fechas en que los desplazamientos y las reuniones no eran posibles, y también un incremento de las ventas online.

La necesidad de aislarse y la disposición de teléfonos móviles con gran capacidad digital, de ordenadores, iPad y la gran cantidad de instrumentos y equipos capaces de conectarse a estos medios han llevado a muchas personas a aprender a moverse mejor en el entorno digital, y esto ha tenido un impacto en el mundo empresarial que ha contribuido a incrementar de nuevo la velocidad de las empresas.

Vamos a intentar profundizar en lo que esto implica y cómo facilitarlo.